Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

BERT HELLINGER

 y su psicoterapia sistémica con el método de Constelaciones Familiares.

 

La dinámica trás la adicción, y su solución.

Según mi parecer, la dinámica principal en la adicción es la del hijo que no puede o no debe tomar de su padre. La madre le comunica: “Unicamente aquello que viene de mí es bueno, lo que viene de tu padre y de su familia no vale nada, no debes tomarlo. ¡Toma sólo de mí! ”

En consecuencia, el hijo dice: “Si únicamente puedo tomar de ti, me vengo, tomando tanto que me perjudica.” Es decir, la adicción es la venganza y, a la vez, la expiación por no poder tomar al padre. 

En ello también encontramos ya la solución: en cuanto una persona, con la mirada puesta en su madre, toma del padre y le concede un lugar, puede dejar la adicción. Esto vale tanto para la adicción al alcohol o a las drogas, como también para la bulimia. Al menos constituye un componente que merece ser tenido en cuenta en cualquier tipo de adicción. 

Dado que, según mi opinión, la adicción frecuentemente se desarrolla cuando la madre impide el acceso al padre, los drogadictos ¾ tanto hombres como mujeres ¾ sólo pueden ser tratados por hombres. Si una mujer se hace cargo de la terapia, por regla general se pone entre el consultante y su padre, evitando así la solución. El que mejor puede establecer el acceso del consultante a su padre es un hombre. De lo que aquí se trata es de las buenas imágenes interiores. Si una terapeuta tiene la capacidad de dar al padre del consultante o de la consultante un lugar en su corazón, también podrá representarlo. 

Jutta: Conozco dos casos de adicción en los que el padre murió muy temprano.

Bert Hellinger: ¡Exacto! Esa persona puede ponerse una foto de su padre y, sentada delante de ella, decirle: "¡Salud, Papá! ¡A tu lado me gusta!", y después beber todo lo que le apetezca. Esta sería una posibilidad.

Prefiero perder mi dinero antes que mi vida (adicción al juego). Páginas  333 a 342 de FELICIDAD DUAL: la psicoterapia sistémica de Bert Hellinger, Editorial Herder, Barcelona, 1999.

El siguiente ejemplo fue tomado de un seminario de supervisión en la Clínica Psicosomática de Bad Herrenhalb. Antes de configurar el consultante la constelación de su familia de origen, Bert Hellinger pregunta por sucesos y suertes especiales en la familia. Se sabe lo siguiente: 

El consultante, de ahora 22 años, sufrió muchas caídas de niño, que en cinco ocasiones le provocaron una conmoción cerebral. Cuando Bert Hellinger busca a alguien de la familia que tuviera alguna afección de la cabeza (lesión cerebral, etc.), el consultante no recuerda a nadie. Su terapeuta, sin embargo, le recuerda que comentó que su madre sufrió varias veces de depresiones, ingresando incluso en una clínica psiquiátrica, y que en la familia tenía la fama de "no estar bien de la cabeza". La madre tiene una hermana gemela divorciada y otra hermana, más joven. Hace un año, el padre del consultante murió de un paro cardíaco a la edad de cincuenta años. Al tener el padre seis años, el abuelo paterno murió de disenteria estando en cautiverio.

El consultante configura su sistema de origen. Constelación inicial:

 

Fig. 1  

Abreviaciones:

+P       padre, murió hace un año, a la edad de 50 años     

M        madre

1          primera hija           

2          segundo hijo, adicto al juego

3          tercera hija  

 

Bert Hellinger: ¿Cómo se encuentra el padre?

Padre: Me siento agobiado.

Madre: No me encuentro bien, me siento abandonada.

Primera hija: Me siento muy sola.

Representante del consultante: Me siento algo pensativo aquí.

Segunda hija: Yo tampoco me encuentro bien. Aquí me falta la fuerza.

(Bert Hellinger coloca a una mujer al lado de la madre, fig. 2)  

Fig. 2   

  Abreviaciones: HGM  hermana gemela de la madre, divorciada

Bert Hellinger: Esta es la hermana gemela. ¿Qué ha cambiado?

Madre: Me encuentro mucho mejor. Esto me sienta bien.

Bert Hellinger: ¿Qué ha cambiado para el padre?

Padre: Estoy triste.

Hermana gemela de la madre: Me siento bien y segura aquí.

Bert Hellinger: Sí, es imposible separar a unos gemelos. Simplemente tienen que estar juntos. Cuando una mujer tiene una hermana gemela, el marido se casa con ella y con la gemela. (Coloca al padre a la izquierda de la madre, fig. 3)   

 

Bert Hellinger: ¿Qué tal ahora?

Primera hija: Sigo sintiéndome mal. (Bert Hellinger pone a los hijos enfrente de los padres y de la hermana gemela, fig. 4) 

 

 

Representante del consultante: Esto me salva. Allá atrás no me encontraba bien.

Bert Hellinger: ¿A quién imita? ¿Con quién está identificado?

Participante: Con el abuelo.

Bert Hellinger: Sí, exacto, con el abuelo que murió de disenteria estando en cautiverio. Ocupaba su posición (introduce a un hombre en la constelación, colocándolo a la izquierda; fig. 5).Este es el abuelo que se quedó en la guerra. ¿Ha cambiado algo? ¿Está bien aquí?

Madre (coge al abuelo para colocarlo detrás del padre, fig. 5): A mí me gustaría tenerlo aquí.  

 

Abreviaciones: +PP: padre del padre; murió de distenteria estando en cautiverio, cuando el padre tenía seis años

 

Representante del consultante: Ahora tengo que mirar ahí.

Bert Hellinger: Este es exáctamente el lugar que tú (consultante) ocupabas antes. (Pone al abuelo directamente detrás del padre, fig. 6)  

 

Bert Hellinger: ¿Qué tal así? ¾ Este es un buen eje (padre y abuelo). ¿Hay alguien más que quiera cambiar su posición? (el abuelo se acerca aún más al padre) Ahora se percibe muy claramente cómo todos se van centrando y la atención que ponen en sus sentimientos. Es una diferencia muy pronunciada respecto a la primera constelación. Esta imagen es mucho más exacta que la de antes. Se ve la seriedad y el recogimiento en las caras. 

(Al consultante) Quiere ocupar su lugar. (Este lo hace y empieza a llorar con mucha aflicción. Al cabo de unos instantes, la representante de la madre se acerca a él para consolarlo, pero Bert Hellinger la para. A continuación, lleva al consultante a un lugar delante del padre y del abuelo; fig. 7)  

 

Bert Hellinger: Míralos abierta y tranquilamente, con los ojos abiertos. (al cabo de unos instantes, padre e hijo se abrazan) ¡Respirar profundamente! ¡Exacto! ¡Esto es! (después de un intervalo prolongado) ¡Respirar profundamente, con la boca abierta! Así el tomar se logra mejor. ¾ Dejar la boca abierta; esperar hasta que esté bien. ¾ (Lo apoya de espaldas contra el padre, fig. 8)  

 

 

Bert Hellinger: Y el padre se apoya contra el abuelo. ¡Ahora mira de frente! ¡Respirar! (el consultante empieza a sonreírse) Exacto, deja salir los sentimientos buenos. Eso da fuerza. ¾ ¡Respirar profundamente, con la boca abierta! (el consultante respira muy profundamente) ¡Dejar los ojos abiertos y mirar claramente hacia delante! ¾ Ahora vuelve a tu lugar. (fig. 9)  

 

(Al cabo de unos instantes, Bert Hellinger lleva al consultante nuevamente a un lugar delante del padre y del abuelo, fig. 10)  

 

Bert Hellinger: Dile al padre: "Tú estás muerto, yo aún me quedo un poco. Después, también moriré yo."

Consultante: Tú estás muerto, yo aún me quedo un poco. Después, también moriré yo. (Lo repite varias veces.)

Bert Hellinger: Díselo también al abuelo.

Consultante: Tú estás muerto, yo aún me quedo un poco. Después, también moriré yo.

Bert Hellinger: ¡Mirarlo! ¡Es mejor mirar! ¡Mirar claramente! Exacto, tu padre y tu abuelo miran a su hijo y nieto que aún vive y que dice: "Yo aún me quedo."

Consultante: Aún me quedo.

Bert Hellinger: "Un poco."

Consultante: Un poco.

Bert Hellinger: Está bien. Ya está. (El consultante coge las manos de Bert Hellinger y le da las gracias emocionadamente.) Lo he hecho muy a gusto, por tu padre y por tu abuelo. (El consultante abandona la sala.) Ahora haremos una pausa. Es lo que necesitamos para que esto aún pueda actuar un poco en nuestra propia alma.

 

(Después de la pausa)

Bert Hellinger: Me gustaría volver sobre la constelación. ¿Cuál es el motivo por el que está en la clínica? No sé ni siquiera lo que tiene.

Médico: Por adicción al juego.

Bert Hellinger: Si vuelve a jugar, que diga: "Prefiero perder mi dinero antes que mi vida." Esta es la dinámica. Estaba claro que era un candidato a la muerte.

Participante: También va siempre de negro.

Bert Hellinger: También los accidentes son un indicio. Esta es la imitación y la identificación con el abuelo.

Participante: Aún se me ocurre otra cosa más.

Bert Hellinger (interrumpiendo): No, toda descripción ulterior interrumpe el proceso terapéutico en él y en los terapeutas. Aquí lo dejaré de momento.

Vuelta a Taller Vivencial:  "Constelaciones Familiares"